La palabra inmersión proviene del latín “Immersio”, término que es utilizado para indicar la acción de introducirse en un determinado ambiente.

LA INMERSIÓN EN EL ÁMBITO PERIODÍSTICO

En  el  campo  periodístico  el  término  inmersión  se  emplea, para la investigación periodística que requiere que el reportero pase un determinado tiempo  conociendo  la  realidad que  quiere  relatar.  El  periodismo  de inmersión  surge  de  la  idea  de  que  para  narrar  al  público  una  realidad  es  necesario conocerla   en   profundidad.

La inmersión es una condición necesaria para transmitir al lector la sensación de conocer la realidad, es decir, situarlo en los hechos. Si el periodista no se introduce en las situaciones que otras personas viven, es difícil que pueda transmitir alguna sensación al lector. La inmersión es un conocimiento más profundo de la realidad, este conocimiento se adquiere viviendo la realidad de las personas.

Entre sus características tenemos las siguientes:

  • El periodista es participante observador de los hechos; no solo analiza sino que los vive en carne propia.
  • Se usa identidades falsas y disfraces.
  • El formato de publicación (los resultados de la investigación) pueden ser plasmados como libro.
  • El riesgo personal es uno de los rasgos que caracterizan el desempeño de este tipo de periodismo.

El periodista da vida a historias que no tendrían lugar en la prensa diaria y que en muchas ocasiones han buscado refugio en los libros. Un periodismo que relaciona dos conceptos: investigación y calidad de estilo.

Este periodismo es una salida al periodismo tradicional, ya que no siempre cuenta con las herramientas suficientes para mostrar la realidad como es.

El periodismo de inmersión tiene dos vertientes:

Periodismo gonzo: Es aquel donde el periodista es protagonista de la historia, puede influir en ella convirtiéndose en parte importante de los hechos. Este nombre se le atribuye debido al trabajo realizado del  periodista y escritor estadounidense Hunter S. Thompson.

Periodismo encubierto: La persona que investiga oculta su identidad, se disfraza  para adentrase en las vivencias de las personas que sufren injusticias. Gunter Wallraff (periodista de investigación encubierta y escritor alemán) se destaca en esta modalidad de periodismo.

ANTECEDENTES (PERIODISMO MUCKRAKING)

Las primeras muestras de periodismo de inmersión se encuentran en el periodismo muckraking, donde lideraban Joseph Pulitzer y Randolph Hearst a finales del siglo XIX en Estados Unidos.

La característica principal de este periodismo fue la denuncia pública de las injusticias sociales, como la explotación laboral, prácticas inmorales o la corrupción política. Por ende, los periodistas y escritores que ejercían este periodismo, denominados muckrakers (removedores de basura), realizaban profundas investigaciones que en ocasiones comenzaban o terminaban con una infiltración, de la cual extraían sus experiencias en primera persona para elaborar la noticia.

El movimiento muckraker fue más que una alternativa periodística, fue el inicio del periodismo de investigación, es decir, de aquel periodismo que “tiene como objetivo el proponer reformas, exponer injusticias, desenmascarar fraudes, dar a conocer lo que los poderes públicos quieren ocultar, detectar que  instituciones no cumplen con su trabajo, dar información a los electores sobre los políticos, etc.

Los periodistas utilizaron algunas técnicas que se realizan hoy en día en el periodismo: fueron de incógnitos, buscaron testigos, entrevistaron a sobrevivientes e hicieron muchos esfuerzos para verificar lo que habían escuchado de otras fuentes.

EJEMPLOS

Se destacan algunos periodistas como: Gabriela Wiener, Lydia Cacho, Leila Guerriero, Andrés Felipe Solano, Nellie Bly, Antonio Salas, Gunter Wallraff, entre otros.

Nellie Bly

“Diez días en un  manicomio”

La periodista estadounidense se hace pasar por demente para ingresar a una institución de enfermos mentales, fingió estar la loca para investigar el funcionamiento interno  del psiquiátrico. Al salir de este lugar escribe una crónica para The New York Worl donde denuncia el maltrato al que eran sometidos los pacientes. Gracias a esta investigación New York decidió donar cada año un millón de dólares para el cuidado de los enfermos mentales.

Antonio Salas

Antonio Salas, es el pseudónimo que utiliza un conocido periodista de investigación el cual debe mantener oculta su identidad desde que escribió “Diario de un skin”, ya que fue descubierto como infiltrado y está amenazado de muerte.

Con una identidad falsa estuvo infiltrado por un año en los grupos neonazis españoles donde se hacía pasar como un skinhead. En esta investigación plasmada en libro, cuenta como logró infiltrase, sin generar sospechas,  a un grupo tan peligroso que no acepta error alguno. Con una cámara oculta y con una identidad falsa, dio vida a un personaje convincente para ganarse la confianza y vivir desde adentro la terrible realidad de los cabezas rapadas.

“El estar en uno de estos grupos da una sensación de poder embriagadora. Es una droga que justifica que se puedan hacer estas cosas para mantenerse en el grupo”. Antonio Salas.

Jack London

“La gente del abismo”

Este periodista vivió varios meses en la calle como vagabundo, pasando hambre y desdicha. La intención de este autor era narrar la vida de la gente de los barrios pobres del East End de Londres. Su experiencia se ve plasmada en el libro “La gente del abismo”, en el cual narra la pobreza, las malas condiciones de vida, los problemas de aquellos que no tenían un lugar donde vivir, humillación social. Este reportaje le permitió ganarse la confianza de otros  vagabundos, cuyos testimonios sirvieron para realizar este libro que representa la vida de 500.00 pobres en Londres de 1902.

Jack london
Fotografía de Dosert Street en Londres.

FUENTES:

clasesdeperiodismo.com/…/la-vida-de-un-reportero-y-el-periodismo-gonzoencubiertoborder

ddd.uab.cat/…014/131451/Maite_Cabezas.pdf

antonio-salas.com/…olio/diario-de-un-skin

 

Anuncios