Los conocimientos y experiencias de los adultos mayores han pasado de generación en generación y lo seguirán haciendo pues son ellos quienes saben de la vida, lo que han tenido que sufrir para salir adelante.

Los consejos y enseñanzas que dan a los jóvenes, son base primordial para formar personas fuertes en la vida y no dejar perder costumbres y tradiciones que se han forjado desde que ellos eran niños. Entre sus saberes están en el campo de la salud, la crianza de animales, visualizar la hora en el sol, según la fase lunar cuando se debe sembrar o cortar el cabello, entre otros conocimientos.

MEDICINA ANCESTRAL

Pasar sanar una herida o calmar el dolor de estómago o cabeza, los abuelos utilizaron y todavía lo siguen haciendo, plantas medicinales por sus poderes curativos. Este tipo de medicina es diferente a la de la actualidad, que comprando algún medicamento se puede calmar o aliviar cualquier dolencia de manera mas rápida.

Aunque se piense que las medicinas son la mejor alternativa, muchas de las veces no logran ningún efecto positivo en nuestro cuerpo, pues hay enfermedades que los doctores no saben como curar y por más tratamiento que den no logran revertir los malestares y a la larga sólo se obtiene un cúmulo de medicinas que después ya no servirán. Antes de recurrir a una farmacia o un experto en la salus, se debería primero preguntar a los abuelos, quienes conocen los beneficios de cada planta medicinal y que pueden aliviar las  molestias del organismo.

Algunos ejemplos de plantas curativas son: la ortiga que ayuda a limpiar el hígado; eucalipto para enfermedades respiratorias; saúco para problemas de gripe; manzanilla para malestares estomacales; valeriana para calmar el sistema nervioso; ruda y romero para curar el aire y mal de ojo, entre muchas más.

AGRICULTURA

La agricultura es una actividad que ha ayudado a sobrevivir a las familias, debido a la falta de trabajo o por la escasez de recursos económicos, esta labor fue y será una fuente de trabajo.

La fabricación de productos a partir de los alimentos que brinda la madre tierra es aprovechar los recursos de la naturaleza para crear bienes saludables y naturales sin tener que recurrir a la utilización de químicos.

Se puede elaborar bebidas de frutas, utilizando uva, papaya, mora, etc., ingredientes fundamentales para la producción de vinos y también se puede fabricar aguardiente de caña de azúcar donde la fruta principal es la caña de azúcar que pasa por un proceso para la producción de la bebida.

Tiene gran cabida en este campo laboral el uso de abono orgánico para mantener la fertilidad de la tierra y dar valor agregado a los productos que son cultivados.

La agricultura es un trabajo que se está perdiendo en la sociedad porque ya no existe el interés de cuidar y cultivar la tierra; el descuido, el daño ambiental, el uso de sustancias químicas en los productos vegetales ha ido desgatando la producción de alimentos.

HISTORIA DE LOJA

En la ciudad de Loja, existen personas que luchan por mantener las tradiciones de antaño. Por ejemplo, Carlos Jaramillo mejor conocido como “Don Koki”, quien desde  pequeño ha trabajo para ayudar al sustento de la familia, se ha convertido en un personaje ícono, pues es muy reconocido por sus famosos refrescos “rompe nucas” que los vende en su local “Micro Barcelona”, ubicado en las calles Bernardo Valdivieso y Mercadillo”.

Pueden pasar años pero Loja se mantiene con su cultura y costumbres, por ejemplo: en aquellos tiempos habían muchos aficionados a la fotografía, pues disfrutaban plasmar la realidad en una fotografía y de esta manera tener recuerdos de aquella ciudad que los vio crecer.

La fotografía es un arte, una forma de expresión, para ello es importante tener creatividad para crear imágenes que cuenten una historia. Se debe saber utilizar las herramientas que brinda la tecnología, éstas ayudan a que fotografiar sea más fácil y sobre todo realizar el enfoque correcto para encontrar la luz, puesto que si no hay luz no hay foto.

“La fotografía no se define por la herramienta, la cámara de fotos que portas, sino lo que produces con ella”.  Javier Vásquez, fotógrafo.

Anuncios