En la universidad se puede encontrar una gran cantidad y variedad de historias personales o académicas. En la primera semana de clases, me encontré con mi amiga Makarena, por los pasillos del edificio 4, específicamente fue el día miércoles. Desde lejos pude notar que estaba triste, no era la misma persona de siempre, alegre y ocurrida; hablamos un poco de las clases, luego le pregunté qué le ocurría, estaba intrigada, dijo que se sentía mal anímicamente porque había peleado con sus padres.

IMG-20170719-WA0009
Pasillos del edificio 4.

Cuando era pequeña, creció con sus abuelos paternos, sus padres no la visitaban muy a menudo, por ende, no tenía mucho apego con ellos. A la edad de 10 años, sus progenitores decidieron llevarla a vivir a su casa. Con el pasar del tiempo, para Makarena ha sido difícil adaptarse a su hogar, pues, no sentía y actualmente no siente comodidad con su familia. La razón de esta difícil situación, se debe a que, su madre la culpa de ser la responsable de haber perdido muchas oportunidades en la vida, salió embarazada a la edad de 17 años y tuvo que dejar de estudiar. Por su parte, el padre también tuvo que dejar los estudios y comenzar a trabajar para asumir una nueva responsabilidad, ser papá.

abu
Abuela y madre de Makarena.

Uno de los problemas constantes que se dan, es el reclamo de sus acciones. Su madre nunca está de acuerdo con lo que Makarena, expone o hace, todo le parece mal y el papá no dice nada porque lo que diga su mujer, está bien.

padres
Edwin Campoverde y Patricia Loaiza, padres.

“Maky” como se la llama cariñosamente, vive en Loja por sus estudios en la universidad, pues ella es de Macará; cursa el quinto ciclo de la carrera de Arquitectura. Admiro mucho a mi amiga porque a pesar de tener una familia, a la cual parece no pertenecer, también lucha constantemente con una enfermedad complicada, epilepsia.

Es una persona que no se deja vencer por las difíciles circunstancias que ha tenido que vivir. Un gran apoyo para sobrellevar los problemas de sus padres, universidad, y otros más, ha sido su novio, Marco, quien apoya en todo momento y siempre la cuida y trata de que sea feliz.

Lia Campoverde 20171008_144040
Makarena y su enamorado Marco.
Anuncios